sábado, 29 de mayo de 2010

SABORES Y FLORES


Hoy Viernes, fue un día especial para mi.
En mi trabajo como en la vida, uno va pensando en sus actividades, en sus responsabilidades, en la rutina diaria, con total naturalidad recorre los lugares en los cuales suele amigarse o stressarse a través de la gente que lo rodea.
Los viernes son para mi momentos de relax, el último día de la semana, buena o mala, el último día.
Así que voy relajado, preparándome para descansar, e invitando a mi cuerpo y a mis emociones a tomar descanso, voy fluyendo lentamente y me distiendo como quien se sienta a ver el mar.
Llego a casa y me recibe la paz que a veces se viste de soledad tan solo para movilizarme un poco y para recordarme que hay todo un mundo afuera esperándome.
Nunca salgo, pero esta noche decidí invitarme a cenar.
Me vestí elegantemente, tomé mi auto y marché sin rumbo para una zona de restaurantes muy distinguidos.
Entré al mas caro, tomé una mesa y me dispuse a disfrutar de mi cena. Solo.
Fue difícil ver el lugar lleno de parejas entre arrumacos y miradas amorosas... resistir la tentación del buen vino y no caer en alguna que otra bellisima señorita insinuantemente dispuesta a intercambiar placer por dinero...
Los lugares así me recuerdan momentos de mi vida que además de conservarse intactos en mi memoria, vuelven nítidos regalándome la facilidad de transmitirlos para que ustedes puedan imaginarlos.
En un lugar como este, hace diez años aproximadamente, la mujer de mis pesadillas, se regalaba a mis ojos, radiante y me derretía entre sus mimos, sonrisas y miradas prometedoras.
En ese momento ella era mi amor, la única con la que quería estar, y yo era para ella: todo.
En momentos así jamás recordábamos el pasado nefasto y tampoco imaginábamos el futuro alejados, el tiempo solo transcurría como en una burbuja atemporal, en donde ambos sonreíamos y nos jurábamos un amor por siempre.
Ella que se me dibujaba como un ángel, me hacía sentir el hombre mas bueno y mas fuerte.
Y yo que tan solo era un hombre enamorado, la enaltecía como una diosa y la valoraba como a nadie.
Así inmerso en mis pensamientos, que como siempre suelen transportarme al pasado, la vi.
Giré sobre mi hombro para ver al mozo y ahí estaba, en la barra de aquel lugar, impactantemente bella, casi tímida pasando desapercibida ante los ojos de los clientes.
Yo la vi y no me importó nada que ella esté trabajando ahí como mesera.
Al fin de cuentas yo era un tipo de barrio jugando al señor importante, tal vez adinerado, en un lugar al cual no pertenecía. Pero ella obviamente no lo sabía.
Prohibido estrictamente hablar con los clientes y menos mirarlos o insinuarles sonrisa alguna.
Lo elemental referido al menú, y el resto, nada.
Se acercó a mi mesa, y aunque la recibí con una sonrisa, se mostró inmutablemente seria y correcta. Yo era el cliente, y de mi dependía su empleo. Acaso estaba mal sonreirme? estaba prohibido?
Ay sus ojos... que maravillas. Entre grises y azules, con largas pestañas naturalmente maquilladas, labios carnosos y brillantes, su piel que se advertía suave sin tocarla, y su pelo... brilloso. Que no daría por soltar su pelo y verla sonreir...
Pero ella pasaba inadvertida para los hombres que estaban acompañados por mujeres bellisimamente caras y lujosas, tal vez de alguna estirpe social, de apellidos importantes... ella era solo una mesera y por lo tanto: invisible en aquel lugar.
Teniéndola cerca mio pude advertir que sus manos eran dueñas de unos dedos finos y largos, que no había sortijas de compromiso al menos visibles y que sus piernas dejaban entrever debajo de su falda una lascivia oculta que solo las reinas aparentan.
Delicada, no tenia nada que envidiarles a las demás mujeres de lugar, que aunque enfundadas en vestimentas lujosas, no opacaban su belleza inadvertida por los que solo ven lo material.
La miré durante toda mi permanencia en el restaurante, la disfruté y pude imaginarla en varias situaciones cotidianas, la noté cercana, similar a mi, aunque ella seguramente me colocó de inmediato en la misma bolsa en donde van los hombres que frecuentan esos lugares.
Quería gritarle que yo no soy así, que fui a cenar ahí solo por capricho, que en realidad estoy mas cómodo en Mc Donald, y que con gusto perseguiría sus ojos el resto de mis días...
El lugar se iba completando, yo terminaba mi cena, comenzaba a llegar mucha gente y debido a mi agorafobia sentí la necesidad de irme. La cena había terminado, pero lo mas delicioso sin dudas fue ella.
Pagué la cuenta, fui en busca de mi auto y mientras me lo traían, se acercó un niño vendiendo flores. Como un duende, llegó de la nada, en medio de la noche, con una canasta de flores y me las ofreció. Tomé mi auto, doscientos pesos y compré la canasta completa. No puedo explicarles la mirada del niño cuando le compré todo. Deposité la canasta en la puerta del restaurant y le dije al personal de seguridad que se la entregasen a ella.
Ni siquiera supe su nombre aunque si comprendí de inmediato que su belleza y su humildad eran merecedora de esas flores y todas las flores de la naturaleza. Anoté mi teléfono en una tarjeta personal y la adjunté a los ramos de flores, pensando que jamás ella la encontraría.
Luego de regreso, imaginaba su cara sorprendida y feliz por el regalo casi anónimo.
Supuse que tal vez no era el primero, y que quizá en algún momento alguno de esos caballeros se bajó de su status social para advertirla, para disfrutar su belleza y su majestuosa educación y humildad. Pero también imaginé que se lo manifestarían con propinas en dinero. Porque ella trabajaba para ellos, y ellos eran de otro nivel social.
Llegue a medianoche a mi casa, tomé mi ropa limpia, me metí en el yacuzzi para relajarme y ahí quedé suspendido casi durmiéndome entre la música suave y la quietud de la noche.
Solo la luz de la calle penetraba mi ventana, y la luna que se asomaba se mecía sobre mi que solo intentaba distenderme hasta los poros.
Un bip! me puso en alerta, pero lo dejé pasar. Era mi celular, ya lo vería luego.
Al rato, ya relajado por el baño, me hundí entre mis sábanas suaves y me dispuse a dormirme.
Pero antes, estiré mi brazo desnudo y tomé el celular.
Cuando vi el display sonreí al leer un mensaje :

Me llamo Juliana,
gracias por las flores.
Hasta pronto.



36 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusto tú historia, sé feliz Ale, sé feliz, con ella o con quien sea, pero se feliz :)

un beso...

Yamil dijo...

AH BUENOOOOOOOOOOOO QUE LINDO ESCRIBIS ES UNA HISTORIA DE PRINCIPES Y CENICIENTAS... IGUAL MUERO POR LEER LOS COMENTARIOS QUE VENDRAN DESPUES BESOS ALE CUIDATE BEBE

Cintia dijo...

Yo soy una de esas que se siente menos y que trabaja en un restó en Palermo, ni me miran y no solo eso, además me tratan mal o como NADA. Imagino lo que sintió esa chica cuando recibió las flores. Sos un rey. Tus escritos me emocionan y ojalá nunca terminen.

Anónimo dijo...

yO NO SE SI A UDES. LES PASA IGUAL QUE A MI, PERO A MEDIDA QUE VOY AVANZANDO EN EL RELATO DE ESTA PERSONA (SEA QUIEN SEA) PUEDO IMAGINAR ABSOLUTAMENTE TODO, HASTA EL OLOR DEL RESTAURANTE, LOS RUIDOS, LAS MIRADAS, EL LUGAR, LOS MOZOS, LA MUJER, SU PIEL, LAS FLORES, ETC. ES TAN MARAVILLOSA TU MANERA DE TRANSMITIR TODO QUE HASTA RESULTA MAGICO POR MOMENTOS LO BIEN QUE ME HACES SENTIR. ME EMOCIONA LEERTE ALEJO. GRACIAS.

Cacho Castaña dijo...

Quien escribe esto no tiene vida mas que a traves de este blog, por eso es tan fantásticamente atrapante y adictivo.

Anónimo dijo...

Sé que me haces sufrir, que me dejas, que te vas, que solo conmigo jugaste, que de mí ya te olvidaste.
Pero aun así te recuerdo, te extraño, te espero...
Necesito de tu amor, para alimentar mi corazón,
yo a tu lado soy feliz, eres el hombre que me hace sentir,
te espero cada despertar, me asusta no oír de ti...
Sueño con que algún día vuelvas, que me abraces, que me digas,
que el mal ya pasó, que te quedaras, que me amarás, que ya todo va a estar mejor.
Que te amaré y me cuidaras, que todo fue un mal sueño, que jamás me dejaste de amar,
que nunca te olvidaste de mi, que desde hoy voy a ser feliz...


<3

SOLETHA dijo...

pff!! waoo que bna historia, supongo que todas la que creemos en tu historia decimos: queremos un principe Alejo,pero igual y supongo no a todas nos llegara.... y tu que haras con esta niña...aprovecharas esta oportunidad? uno nunca sabe quiza sea la bunena....

Anónimo dijo...

Que suerte que tenés Alejo. Todas las minas están muertas por vos...

ANDAAAAAAAAAAAAAAA!

Humo dijo...

Me gusta, me gusta. Encontré tu blog buscando tu foto, quería conocerte, ya te imaginarás de donde. Pero por suerte no me como todo lo que me sirven. Intentaré conocer a la persona detrás de los textos. Adiós.

Mrs Vandebilt dijo...

un 10

Anónimo dijo...

jajajajjaja.... bello!!!
sumi g

mariana anchante dijo...

Un dulce, Ale. :)

Jeniffer dijo...

WoW! Alejo! (:
una vez más me atrapaste y capturaste con tus hermosas historias y palabras.
Tienes un gran don! para la escritura.
...por cierto muy lindo detalle el de las flores, "Las mujeres aman los detalles"

Exitos en todo!;)

Na dijo...

tenes razon anonimo de las 15:39! ay ale que lindo! ojala se te de con julieta! beso.

YAMIL dijo...

jjajaja cacho castaña no sera mucho?? lo que tiene de bueno los relatos de ale que uno cre que son verdad, los hace parecer tan realies.. y es POESIA PURA

Anónimo dijo...

TE AMO Y SUEÑO CON VOS.

La isla de la fantasia dijo...

Hermoso detalle, ojala a mi me regalaran flores pero no tengo suerte con los tipos jaja un bajón.

Por eso amo leerte Ale porque no me siento tan sola y me olvido de los problemas.

Y amo los textos largos jeje.

Ojala tengas suerte con esa chica.
Besos

Pohlys dijo...

sos tan bueno! que hasta asusta... ojala encuentres alguien que te valore, hace instantes me cree un blogs.. no da firmar anonimo y queria escribirte. besos

Anónimo dijo...

QUIERO CONOCERTE PERSONALMENTE, ORGANIZA ALGO EN ALGUN LUGAR ASI VAMOS A VERTE TODAS!!! DALE ALE POR FAVOR. BESOS!!!

Anónimo dijo...

pajero mal vos.

Angie dijo...

Ale, quien sabe, tal vez sea ella.
Sé feliz, que te lo mereces.
Eres grande, super lindo.

La Mentirosa dijo...

No es tu target...

Isthar dijo...

a ti te ha ganado tu alter ego... o es sólo una retirada para volver con más fuerza?.

me pierden y fascinan tantas complicaciones, estoy entre sentir pena por alguien tan valioso pero tapado por lo incomprensible, y huir por lo que parece una completa burla.

y no digo burla por los antecedentes (de verdad que ni supe de la existencia del LIBRO hasta hace bien poco), pero es que me resisto a creer que quien te conoció haya podido dejarte escapar.

muchos besos de alguien que se ha pasado la vida inventando y perdiendo el tiempo cuando realmente no merecía la pena.

PaTrI-PaY dijo...

Que historia!! un relato espectacular.

Me encanta como escribes!!! eres un genio!.

No se si de verdad te paso eso o simplemente fue un relato, pero sea lo q sea si quieres continuar con esa historia... porque está buenisima xD tanto si sabes más de ella o si es algo inventado y quieres seguirla, estaría buenisimo que la historia continuase xq es super cautivadora.

Por mucho tiempo ocupé el lugar de esa chica, no porque yo fuera camarera sino porque por muchos años era una invisible, una nadie para el amor y los chicos, sólo muuuy de vez en cuando se rebajaban a mirarme y ver que yo estaba ahí nada más que para pasarla bien un rato y yo con tal de sentirme querida por unos instantes me daba a ellos deseosa de un poco de amor entre los brazos de un hombre que por fin se hubiera dado cuenta que existo. Lo malo era que pasado el buen rato yo volvía a ser invisible. E iba repartiendo pedazos de mi corazón en manos de quien de fuera, llegando a estar en muchísimas manos. Hasta que alguien desde el primer momento no se tuvo que rebajar porque ya estabamos al mismo nivel y es quien llena cada día mi corazón de rosas fragantes con su alma entre te quieros.

Na dijo...

anonima del 15:45 te pensas que ale se va a arriesgar a dar un lugar para que lo puedan conocer teniendo en cuenta la cantidad de niñas a favor de C. y que lo odian que entran a esta pagina?

Angie dijo...

Se feliz Ale Muchoo, la felicidad te llegará, tenlo presente

Solo yo dijo...

Hermosa la foto...

http://juaxix.blogia.com/2008/112601-maquinas-que-hacen-flores.php

Na dijo...

que pendejas pelotudas las fans de C. estan dele contarle en facebook todo lo que pasa en este blog. C. conto que la nena esta con faringitis y entre los comentarios habia uno que decia.

"Yas Salem
uuuh que bajooon
te admiro tantoooo
el "alejo" sigue conectandose"

ves porque digo que es mejor que todo quede en el anonimato de internet?

Anónimo dijo...

TE AMO CON TODA MI ALMAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA me encantás.

Daphne dijo...

Y hasta ahi basta o no? como que me satisfacen estas cosas...onda, no me es imprescindible seguir mas allá..a veces. Saludos desde Chile.

María Moya dijo...

Ay Ale!!! que feliz que me pone esto...QUIERO QUE SEAS MUY FELIZZZZ!!!

Maria Moya dijo...

MEJOR HABLAR DE CIERTAS COSAS...


Angustia, dolor en el alma. El filo metálico se hunde despacio. O el fuego quema la piel. A veces es un golpe rotundo que golpea los huesos. Brota la sangre, arde el cuerpo, aúlla el esqueleto…y luego alivio. Efímera sensación de descarga. Más angustia. Vergüenza. Dolor físico. Desesperación. Todo vuelve a empezar con más virulencia, las marcas quedan…

Son las escalas de la curva cruel que recorre una victima del autoflagelo (self injury), y a la pesadilla se le suman el silencio y la incomprensión.

Se lastiman, no lo hacen por placer, ni para matarse y muchos menos por moda…es una lesión como reacción extrema a un estado de desborda.

La autoagresion no es una patología en si misma. Se trata de un síntoma, aparece cuando alguien aplica su mecanismo defensivo con la actuación, ejerce una acción de manera impulsiva para no pensar en lo que le causa sufrimiento. E s una manera de hacer sufrir al cuerpo.

El corte aparece donde no hay palabra. Ante la angustia profunda, opera como un drenaje que en un primer momento genera cierta “satisfacción”. Termina transformándose en una práctica intima y ritualizada. Pero cuando se da en un ámbito público es un llamado al otro.

Cada cicatriz remite a un pico de angustia.

Es necesario analizar que tipo de sociedad ofrece un escenario para que sus adolescentes se agredan a si mismos…

El por que de tantas páginas de Internet promoviendo espeluznantes instrucciones…como así también la venta de libros repugnantes que solo hacen apología a lo que muchos consideran un tabú.



12/08/2009 08:50 p.m.

Espero les deje un msj...de corazon a todas las Alejitas***

Anónimo dijo...

TE AMO.

Monique V dijo...

Qué bien se habrá sentido esa chica!

Y seguro que no andás por la vida repartiendo ramos de flores, por lo cual ella debe tener algo especial.

Ojalá sea el comienzo de algo dichoso.

Anónimo dijo...

SOS UN AMOR!!!!!

Anónimo dijo...

CHE ANONIMO, NO FUERON POCAS LAS FLORES, YO POR MUCHO MEJOR ME HE COJIDO BOMBONES LA MISMA NOCHE QUE LOS CONOCI! ADEMAS FUERON SIMPLES BESOS NOMAS, QUE MALA SOS. MALDITAAAAAAAAAAAAAA

TERREMOTOS EN EL MUNDO

TERREMOTOS EN EL MUNDO
Reza por ellos, tu podrías ser el próximo.

para vos

Quien yo?

Seguidores