viernes, 27 de noviembre de 2009

La vida sin amor

te gusta esta canción?


Cuando el sol cae un dia mas
se que no quieres dormir
la pasión nos vuelve a desnudar
porque sin ti yo no se vivir
y en la oscuridad enloquecer
a un hombre y una mujer

la vida sin amor
es un fuego sin pasión
la vida sin amor
no sirve ya a mi corazón
pues olvide amar

lagrimas que nunca lloré
suplicas que no te di
un mundo igual que solo sabe huir
dejando atrás todo mi sufrir

y en la oscuridad piel sobre piel
el alma calma su sed

la vida sin amor
es un fuego sin pasión
la vida sin amor
no sirve ya a mi corazón
pues olvide amar

martes, 17 de noviembre de 2009

JUEGO DE NIÑOS

Ay este blog... es como un pañuelo donde vuelco mis lágrimas mas tristes, en donde la gente me mata y me revive, en donde unos pocos me golpean y me escupen y varios me ayudan a ponerme de pie y limpian mis heridas.
Ay este blog se ha vuelto mi lengua.
En el puedo irme y volver, quedarme callado, gritar y vociferar estando equivocado o acertando.
Es mio este blog, son mis entrañas, mis vísceras al sol, mis miserias y mis cualidades.
Vuelvo mil veces cada vez que tengo algo que gritar, para luego irme siempre volviendo una y otra vez... porque alguien me llama, alguien me busca o alguien me extraña minimamente.
La historia continua... porque no tiene fin, todos sabemos eso.
Esta historia continua a pesar de todo, siempre vuelve.
Hay personas que leen para soñar, para creer en el amor, para sentirse amadas.
Otras personas leen para odiarme, para criticar mis estúpidos escritos malogrados, para descreer de ellos y golpearme.

Una vez mas vine a contarles de mi. Y que soy yo mas que esto que me sucede hoy...
nada, no soy nada.
Solo hoy.

Los domingos me resultan tristes, por eso me refugio en algún shopping de moda, o camino por ahí solo, buscando la compañía de los desconocidos, de esa gente anónima que no sabe quien soy, que me mira sin verme, y me acompaña desde la indiferencia.
Los domingos son mi madre. Aunque ahora sean solo flores, cementerio, diez minutos de cada domingo con lágrimas.
El último pasado, tomé a mis sobrinos, y con ellos fuimos a un parque de diversiones en un conocido shopping de la Capital Federal.
Mi sobrina mas pequeña tiene solo tres años, y es pequeñita fisicamente, por lo que la llevo todo el tiempo cargada, en brazos, a upa como decimos aquí.
Asi estaba con mis cuatro sobrinos, convertido en un falso padre, rodeado de mis niños mas amados, y ahí estaba ella también.
Coincidimos como siempre, no sé por qué embrujo, por qué destino siempre coincidimos en los lugares.
Yo con la niña en brazos y ella con su niña también cargada.
Nos diferenciaba la soledad, ella con el y yo solo.
Como primera reacción pensé en ocultarme, escapando cobardemente de su mirada, tan solo para no perturbarla, para no arruinarle su paseo feliz en familia.
Yo sabía que si me veía lloraría en silencio, y su día dejaría de ser soleado.
Miré para otro lado, como ignorando su cercanía. Afortunadamente no me había visto.
Su pelo? larguísimo, negro y brillante.
Su cuerpo? estilizado y erguido. Fuerte y valiente como siempre.
Caminaba segura con su hija en brazos. Y en cada paso parecía decirme: no te necesito.

Callé mientras mis sobrinos jugaban y se divertían, aunque la mas pequeñita seguía en mi regazo mirándome y notando mi ansiedad. Esa niñita hermosa no puede quedarse quieta, corre y se escapa en todo momento, y así lo hizo. Se arrojó de mis brazos y salió corriendo hacia la multitud ante mi desesperación por perderla entre la gente.
Corría y yo detrás suyo, confiando en mi sobrino mayor el cuidado de los otros niños.
No sé como lo hizo, pero llegó hasta ella.
Se paró delante suyo y la miró a los ojos , desde abajo, como miran los niños preguntando algo con la mirada.
Ella la miró mientras le daba su hija al padre y como intrigada comenzó a buscar con la vista a quien cuidaba de esa niñita tan hermosa y tan seria. Ese alguien era yo.
Me acerqué y llamé a la niña sonriendo. Me puse semi de rodillas a la altura del rostro de mi sobrina y corriendo el pelo de su carita le dije: dónde te ibas diablita? ... Luego levanté la mirada para verla, y ahí estaba... mirándome como si fuese un fantasma, incrédula y sorprendida.
Tomé a la niña en mis brazos, me acerqué a ella y le di un beso en la mejilla.
- Hola... cómo estás? - le dije sonriendo ya sin ganas de esconderme.
- Hola.. - me dijo ella mirando a su marido con la beba en brazos.
El se acercó hasta mi y me dio la mano a modo de saludo, sonriendo seguramente sin saber quien soy.
Ella tomó a la beba nuevamente en sus brazos y acercándola hasta mi, me dejó verla cargándola.
No puedo explicar lo que sentí. Solo pude sonreirle y quedarme mudo. Su sonrisa hablaba, sus manos eran solo caricias y su piel resplandecía tanto como la de su beba. Hermosas? no sería el adjetivo suficiente.
-Bueno, tengo que irme, tengo a los otros chicos en los juegos... chau...
- Chau... que sigas bien... cuidate.
A pocos metros estaban mis otros sobrinos que no se dieron por enterados del episodio.
Me senté de espaldas a ella, pero en un momento volteé para comprobar que estaba lejos y que seguramente no la vería.
Pero fue grande mi sorpresa, cuando al darme vuelta, ella me miraba. Su esposo hablaba con otro hombre muy entretenidamente, y ella me veía de espaldas cargando a mi sobrina.
Volví la mirada a sus ojos y la besé a la distancia. No se si producto de la locura, o de mi soledad, mis ojos la besaron y ella también me besó.
Y su beso me llegó. Porque sentí mi cuerpo temblar, mis maños sudar, y mis ojos humedecerse.

Y entonces?

Entonces dejamos de mirarnos, y su esposo la abrazó como recordando su pertenencia.

La gente caminaba junto a mi y todos desconocian la historia. Nadie se percató de esos segundos de besos y sensaciones, porque todo siguió igual.

Luego de dejar a los niños con sus padres, volví a casa.

La luz del contestador titilaba, alguien me había llamado y dejado un mensaje.
Levanté el tubo, disqué mi buzón y apareció su voz diciéndome tan solo estas palabras:

...Te veias increible con la niña en brazos...

jueves, 5 de noviembre de 2009

OPEN

Gracias por votar a favor del blog, yo realmente deseo continuarlo, pero opté por poner una encuesta para conocer la opinión de ustedes. Aunque la encuesta fue manipulada en un momento (la misma persona votó muchisimas veces en contra), la mayoria opina que debo continuar. Obviamente que tambien tengo en cuenta los votos en contra, y voy a reflexionar en torno a ellos, sé que canso con mi pena, y que soy medio boludo a veces, pero bueno... nadie es perfecto :)
Estos últimos tiempos he replanteado varias situaciones en mi vida, como este blog.
A veces internet no es tan virtual como lo creemos, suceden hechos que nos hacen modificar el pensamiento, y ver lo realmente importante en la vida.
Este blog me ha dado mucho afecto, ustedes me levantaron el ánimo cuando caí, creyeron mi historia y le dieron vida dia a dia con sus comentarios.
No importa mi identidad, o todo lo que se dice en torno a este blog. Si entretuve a una sola persona con mis escritos, limitados o no, ignorantes o no, me doy por satisfecho.
Quiero agradecer una vez mas los mails, los comentarios y los mensajes en facebook dándome aliento para continuar escribiendo en este blog.

GRACIAS

Abrazos grandes a todos.

domingo, 1 de noviembre de 2009

EL SECRETO DE SUS OJOS


Hoy vi la película EL SECRETO DE SUS OJOS.

Actores: Ricardo Darín y Soledad Villamil, es un film argentino recientemente estrenado.

Que maravilla! Me gustó muchísimo.


Tengo un amigo, uno de mis mejores amigos, que se instala en mi casa los domingos y me trae películas que miramos mientras tomamos mate, hacemos una picada con salames y quesos, lloramos o puteamos al malo de la historia.

Es medio patético vernos ahí, los dos, como dos viejas friolentas viendo la peli, tirados en el sillón, panza arriba, con los pies sobre la mesita o sobre una silla, comiendo y tomando. Pero nosotros somos felices de ese modo, debo decirles que mi amigo vale oro.

Luego seguimos hablando de la película, discutimos y tomamos partido por alguna situación que nos gustó o no, o simplemente filosofamos sobre si el protagonista debía ser ese u otro, o aquel, o aquella, etc. Cosa de viejos diría mi sobrino.


Volviendo al tema de la película, se me erizó la piel luego de terminar de verla.

Me identifiqué mucho con el personaje de Morales (actor Pablo Rago), al cual un asesino viola y mata a su hermosa mujer. El personaje de Morales, llora a su amor toda la vida, y llega a la vejez aún llorándola y viviendo para ella. Ese Amor me identifica, ese mismo amor que me llenó el alma sin lugar para nada mas.

No existe solo en un film, ese Amor existe, y me toca vivirlo diariamente.


Yo también siento que mi amor jamás morirá. Yo también la busco, la espero y la siento cerca mio, y yo también hubiese querido matar o apresar al conductor ebrio que la mató en aquella ruta nefasta. Pero no podría aunque quisiese, dado que ese conductor ebrio también murió en ese accidente.

Mientras miraba la película, pude entender a ese hombre que refugiado en su promesa, seguía sus días solo, sin otro futuro mas que esperar la muerte para reencontrarse con ella.


Quizá después de leerme así, pensarán que mi vida es triste, gris, solitaria.

No es así, mi vida es plena, soy feliz, estoy tranquilo y tengo la fe de poder encontrar un nuevo amor. Me es difícil aceptar que debo partir de su lado para empezar mi vida con otra mujer.

Siento que la traiciono, que las promesas de amor eterno quedarían inconclusas, o traicionadas por mi.

Luego pienso: está muerta, no volverá, no vive mas. Pero eso tampoco me sirve, porque el Amor que siento por ella no murió. Sigue intacto, y es lo que me impide comenzar una nueva relación amorosa.

Lo intenté varias veces, y siempre elijo no herir a las mujeres que se fijan en mi, que me gustan, que me atraen sexualmente. He conocido bellezas, mujeres increíblemente inteligentes y buenas, pero ninguna hizo que olvide a mi Amor, y eso me duele, me hace sentir un extraño de mis sentimientos, me hace sentir que la muerte la tiene secuestrada y algún día va a liberarla.


Cuando uno no tiene conciencia de la muerte, sigue amando, esperando, buscando.


Quizá mi error fue no presenciar su sepelio ni despedirla como hizo su familia. No quise enterarme de su muerte, y aquí estoy esperando su regreso.

Es difícil de explicar, no se si puedo hacerlo bien, quizá pueda entenderme alguien que haya perdido con la muerte a su amor.

El alma me habla y me recuerda: ella no eligió dejarte, ella no quiso separarse de vos, dejarte solo, ella quería quedarse contigo, soñaba contigo, te amaba, iba a darte la familia que tantas veces habían soñado, ella quería todo contigo.

La mente me responde: Ella murió, ya no vive, quedaste solo. Rehace tu vida!


Así voy perdiendo amores, por ese Amor.

Así van pasando mujeres valiosas, y sigo solo.


La muerte una vez mas, como tantas, se lleva en un ataúd dos vidas, la suya y la mía. Como siempre sucede con la muerte.



TERREMOTOS EN EL MUNDO

TERREMOTOS EN EL MUNDO
Reza por ellos, tu podrías ser el próximo.

para vos

Quien yo?

Seguidores