viernes, 16 de octubre de 2009

DIA DE LA MADRE


Solíamos caminar con mi madre por la calle, la llevaba abrazada junto a mi cuerpo, porque ella tenia dificultades para caminar y también porque quería abrazarla.

Mi madre se sostenía de mi, inclinando su cuerpo, y yo la contenía mientras conversábamos o discutíamos sobre algún tema en particular.

Luego nos deteníamos en alguna heladería y tomábamos helado.

A mi madre le gustaba mucho el helado, y yo la llevaba a tomarlos, la cuidaba y le daba todos los gustos. Tal vez porque era su hijo soltero, el mas complicado, el que mas ha sufrido, el que mas le ha hecho doler...

Ella me manifestaba un amor especial, y aunque mis hermanos nunca sintieron celos, ella me prefería. Sé que suena feo decir esto, pero debo aclarar que su preferencia no era por amor, era por protección, por cuidados. Fui el mas débil, el mas vulnerable, el mas golpeado.

El Amor siempre me golpeó, y la pequeña fue la primera en dar el primer estacazo.

La vida fue así conmigo, me sucedieron hechos que no presentí ni pude evitar.

Mi madre siempre estaba ahí para contenerme, cerca, levantándome si caía, consolándome si lloraba, nada le impedía acudir a darme su amparo, su protección y sus cuidados.
Varias veces la vi llorar por mi... ay que daría ahora por secar esas lágrimas o por borrar el recuerdo de su llanto...

No se puede explicar con palabras lo que significa perder a la madre. Uno se siente sin techo, como a la deriva. Cada minuto se recuerda, se extraña y se llora. Por que? si se sabe de antemano que los padres van a morir... por qué se hace tan difícil? , la respuesta es simple: porque nos dio la vida, porque estuvimos dentro suyo, siempre.

El próximo domingo, aquí en mi país, se festeja el día de la madre.

Para mi será un día mas, en el cual llevaré flores a su tumba, la extrañaré y lloraré como un niño. No me avergüenza decirlo, ni me siento menos hombre por amar a mi madre. Siento orgullo, porque mi madre es la gran referencia que tengo para amar a quien sea mi mujer algún día, para respetarla y cuidarla. Porque a mi modo de ver, todas las mujeres son mi madre, las respeto y las cuido, las protejo y les doy seguridad.

La pequeña abusaba de eso, de mi manera de cuidarla. Me manipulaba y me hacia sentir un idiota en mis buenos actos hacia ella, un "maricón", un "mamero", un "edipo", y tantos otros términos que utilizaba hacia mi.
Ella en su inmadurez no podía ver que de igual manera la cuidaba, la protegía y la amaba.
La pequeña no podía darse cuenta que yo soñaba con que ella fuese la madre de mis hijos, que con ella yo imaginaba formar un matrimonio como el de mis padres... tal vez porque nunca se lo dije, y nunca se lo demostré. Cada vez que intenté hacerlo se rió de mi, no lo creyó o simplemente ignoró mis palabras o lo atribuyó a manipulaciones mías para conseguir sexo.
Por que no me creía?
No era suficiente lo que le daba?

Jamás dejé de cuidarla, aún cuando ya no la amaba.
Ella comenzó a amarme tarde, cuando mi amor había muerto.
No pude revivirlo... no pude.
Ya había llorado demasiado, había enloquecido y padecido mil infiernos, había caído bien bajo, había hundido mi cabeza en la peor mierda del dolor, del desquicio y de la calumnia...
Y aún así seguí cuidándola.
Cada vez que me llamó, cada vez que vino a verme, cada vez...
Pero ya no podía amarla.

Hoy que mi madre ha muerto me siento demasiado solo. Y se que el amor de una mujer no podrá llenar ese vacío. La muerte sigue arrebatándome. Se lleva todo lo que amo.

Mil veces me pregunto hasta cuando?
Me aferro a los recuerdos, a los sueños que no se realizaron, voy como un estúpido llorando sin lágrimas, en un calvario sin fin...

Mi madre, que conocía mi pena y me paría una y otra vez en su sabiduría sobre mi, poco antes de irse, solía decirme al oído unas palabras que jamás olvidaré... " es ella hijo... es ella... aunque te duela, aunque lo niegues, aunque hayan pasado mil cosas en el medio, ella volverá una y mil veces a buscarte... quedate con ella ".

Lo que nunca pude decirle a mi madre, es que ella también murió en mi alma... ella es solo un recuerdo mas de tantos, ya no existe, se ha ido, le pertenece a otra persona, también ha muerto.
Aunque sus ojos me indiquen lo contrario, aunque su boca me siga atrapando, y aunque sus brazos me busquen y me amparen, no podré revivirla, no podré renacerla jamás.


"

lunes, 5 de octubre de 2009

LA GRAN MENTIRA

Nada hacia suponer que a ella le importara demasiado este blog.
Varias veces me había recriminado, pero yo, conociendo su inteligencia, pensé que no lo odiaba, y que hasta a veces lo amaba.
Evidentemente venía por aquí varias veces al día, y todavía lo hace, recorría los post dejando mensajes melancólicos, o pidiéndome por mail que los borre.
Cuando nació la beba, pensé que el mejor regalo que podía hacerle era borrar este blog, terminar con todo.
Fue para Diciembre del 2008, en esa época estaba agotado de todo esto y realmente no me beneficiaba recordar detalladamente mi sufrimiento, hundirme en esta mierda, revivir la herida una y otra vez. El dolor y el sufrimiento que ella me causó mientras estuvimos juntos fue mayor al amor o los buenos recuerdos.
Nunca hubiese creado este blog si ella no me hubiese calumniado tanto en sus textos.
Pensé en demandarla, en salir a los medios, a desmentir el libro, pero hasta eso ella pudo manipular, conociendo mi síndrome de agorafobia, abusó de ello y editó el libro sabiendo de antemano que jamás saldría a los medios, por el miedo, por agorafobia.
Así fue que su libro salió a la venta, y junto con el best seller que fue, mi dignidad se caía en un pozo del cual ya creía haber salido.
Al momento de crear el blog, supe que mucha gente lo leería. Y así fue.
A pasado el tiempo y las personas siguen llegando, de todas partes, a todo momento.
Mi verdad fue oída.
Por eso en diciembre del año pasado quise poner fin a todo.
Quise terminar con Alejo, matarlo tal vez era la forma mas digna, correcta, la forma segura de que la gente lo olvidaría. Alejo tenía que morir de cáncer.
Realmente así me sentía, enfermo de un cáncer.
Mi hermano, en cambio, me alentaba a editar un libro contando esta versión, había recibido muchas ofertas de varias editoriales, pero no estaba interesado, ni lo estoy.
Le cedí los derechos de este blog a una amiga fiel, que siempre me acompañó y me ayudó varias veces a redactar y controlar este blog.
Si ella quería podía editarlo, sino quedaría aquí, donde pertenece y a quienes pertenece, a todos.
Sin dinero, sin publicidades, sin ningún tipo de lucro sobre el.
Llegó el día de mi muerte, lo anuncié como si fuera un tercero y me decidí a morir en el anonimato definitivo. El cáncer finalmente me había matado.
La gente se olvidaría de mi, se alejarian a buscar otros blogs.
Enorme fue mi sorpresa cuando comencé a ver que lejos de alejarse, se acercaban mas, me buscaban, cientos de mails, comentarios por doquier, la gente la odiaba, la acusaba de mi muerte. Todo fue contrario al efecto que quise lograr...
El odio que la gente comenzó a tenerle la enloqueció, aunque ella estaba pasando por el mejor momento de su vida, dedicaba horas a leer todo lo que aparecía en internet sobre mi.
Los seguidores de este blog, comenzaron a clonarlo, y llegué a contar veintiséis copias del blog de alejo pululando a modo de testimonio para que todos puedan seguir leyéndolo.
Mi muerte había causado revuelo.
Debo confesar que lloré al tener que mentirle a mis amistades de chat, pero en ese momento lo creí necesario, yo no quería seguir mas, ahora reconozco que fue un error del que me arrepiento.
Ella venia anunciando su nuevo libro, entusiasmaba a sus fans con el lanzamiento, planeaba otro best seller.
El libro que ella pensaba editar señoras y señores, eran los textos de este blog.
Robados, sin mi autorización, ella intentó pasarlos como propios, para ganar dinero y limpiar su nombre.
Cuando la editorial fue a registrar los textos (de este blog, el mio), notaron que ya estaban registrados y descubrieron la farsa.
Nadie podría editarlos, y obviamente descreyeron de todo lo suyo, y dieron paso a una escritora muy joven, una niña pelirroja de características similares, con problemas similares, editando su libro.
Odio fue lo que sentí, resentimiento, traición.
Volví con mas fuerza, para seguir contando.
Y acá estoy, con mis relatos, con mi vida.
Superando la vergüenza de sentirme un idiota, un "resucitado" si hasta me causa risa mi idiotez.
No encontré otra forma de defenderme, no encontré otra forma de gritar.
Acá me tienen, y saben que es cierto, porque de lo contrario.. Dónde está su segundo libro? nunca fue editado.

TERREMOTOS EN EL MUNDO

TERREMOTOS EN EL MUNDO
Reza por ellos, tu podrías ser el próximo.

para vos

Quien yo?

Seguidores