sábado, 23 de mayo de 2009

VOLTEAR LA MIRADA

Las personas me piden que escriba... no se si porque lo hago bien o porque necesitan leer sobre el gran amor que vivimos, como para "autoconsolarse" y tener esperanzas de haber sido amados alguna vez... a pesar del dolor, a pesar del miedo y la desesperación.
La esperanza de haber sido amados de la misma manera, por aquel que nos hirió tanto, en silencio, sin haberlo sabido jamás, es como una llama que revive y nos hace creer que el amor bueno puede existir.
Por eso este blog está dedicado a aquellas personas que sufren o han sufrido por amor... para dar esperanzas, y para perder el odio hacia aquella persona que nos ha herido tanto.
No todo es tan malo ni tan bueno.
Y detrás del peor monstruo puede ocultarse alguien débil o necesitado de afecto.
Yo sostengo el pensamiento que dentro de las peores personas, podemos encontrar algo bueno.
No sé si es demasiado optimista, pero es lo que siento, lo que pienso.
Será que tengo esperanza, no se... quizá las mismas que me hicieron creerle, padecerla y amarla con locura.
Aunque ella juraba a los mil dioses que yo no la amaba, que era el peor hombre del mundo, y me culpaba de todos sus males, yo la amaba con locura.
Y aunque ella seguía dedicándome todas sus maldades y sus desesperanzas, en silencio, yo la adoraba.

Intenté hablarle varias veces de mi amor por ella, pero no lo veía... lo atribuía a que teníamos buen sexo, o a que era mi manera de llevarla a la cama, o a que yo solo la usaba...
Su baja autoestima tiraba al vacío mis palabras de amor, y todo pasaba a ser NADA.



Una noche, decidimos que íbamos a casarnos en secreto.

Luego de la ceremonia de las sábanas y el anillo robado a mi madre, que seguramente habrán leído en mi blog anterior, una noche, juramos casarnos en secreto.

Habíamos planeado todo...

Sería un día semanal, soleado, de verano.

Yo estaba entusiasmado con la idea, pero sobre todo... ella con sus juegos me transportaba a un mundo irreal, lleno de caricias y de buenos sueños, me hacia remontar un vuelo inesperadamente maravilloso... y me llevaba con ella adonde quisiese... adonde le diera en gana.

La fecha sería cerca de Navidad.
Casualmente o no, el 20 de diciembre.

Corría el año 2001 y tomamos un turno en el registro civil de la ciudad, para casarnos en secreto y para siempre.
Las trabas empezaron cuando confirmamos que por su corta edad no se lo permitirían y legalmente necesitaba la firma de su padre.
Pero aún así nada impediría que nos unamos, yo se lo debía y ella lo deseaba mas que a su propia vida...

Una tarde, compré un vestido de novia.

El mas hermoso que había visto hasta entonces, justo para el talle de su cuerpo, que conocía como habiendo sido su escultor...
La mirada sorprendida de la vendedora, entre sonrisas y emoción, iba asesorándome sobre lo que podía combinar con ese vestido, el ramo pequeño, blanco con rosas y jazmines naturales, el perfume de las flores y una pequeña y detallada corona para su pelo negro... de flores perfumadas.

Yo quería llenarla de flores ese día.

Y su pelo, sería el mejor destinatario para todas ellas, para acompañar su sonrisa, y sus manos pequeñas y suaves...

Ya envueltos y en sus cajas, el vestido, el ramo y el tocado, volví a mi casa porque sabía que ella llegaría como todos los lunes.

Tomé el vestido y lo puse sobre mi cama, hermosamente desplegado, radiante y suave, delicado como su piel. Y junto a el, las flores que lo acompañarían.

Ella llegó pasadas las 18 hs, muy cansada y algo triste.
Venía del fin de semana con sus padres, y apenas saludándome entró a mi habitación.

Cuando volvió su cara había cambiado... era otra persona.

Sonreía, como pocas veces pude verla sonreír... estaba feliz.
Se abrazó a mi como quien toma su tabla de salvación y comenzó a llorar...
sonreía y lloraba... impedida de pronunciar palabras.

y yo... que me sentí algo estúpido... no supe que decirle... solo la abracé en silencio y también lloré.

Fue tan fuerte ese momento... tan inolvidable.

Nos besamos cubiertos de lágrimas y nos amamos junto a su vestido de novia.
La alfombra nos cobijó y nos dio amparo para nuestra pasión casi descontrolada.

La amé, la amé y la amé mil veces... con toda mi alma.

Al otro día despertamos abrazados envueltos en nuestro secreto.
Con su pelo aún húmedo después de ducharnos, con tan solo el perfume de su piel, comenzó a vestirse delante de mi, maravillándome ante su belleza, ante su cara radiante y feliz...

Fui observando como calzaba a modo de guante el vestido que había elegido para ella...

Me acerqué y llené su pelo de flores, y puse en sus manos el ramo que ni siquiera asomaba ante su descomunal belleza...
Su cara sin maquillaje, se veía increíblemente hermosa.
Me vestí en uno de los trajes que uso para trabajar, y así inmersos en nuestro juego, partimos hacia la Iglesia mas cercana.

Cerca del mediodía, el cura nos recibió amablemente, pidiendo documentos y certificados varios que no teníamos, le pedimos por favor que nos casara, pero se negó.

Vestidos para la ocasión, en medio de la locura y la aventura secreta, salimos sin dejar de sonreír... y entramos en la iglesia de una pseudoreligión.

Era muy bello el templo, el altar era como una sucursal del cielo mismo.

Me paré junto al atrio (o como pudiese llamarse en ese culto), y ella entró con su ramo de flores, y su vestido blanco, suave y volátil, como una aparición divina, caminando lentamente hacia mi, sonriendo y mirándome a los ojos... porque todo era perfecto.

Estábamos solo los tres, y no necesitábamos a nadie mas...

Este buen hombre nos unió ante su dios y prometió que jamas nos separaríamos.

Nadie lo escuchó, y nadie celebró la unión.

Solo nosotros y esta música suave que estan oyendo, que el mismo "pastor" había puesto como fondo.

Cuando salimos del templo, caminamos así vestidos por una calle céntrica.
Todos nos miraban, y en medio de una multitud, ella arrojó el ramo de flores sobre sus hombros, y sin voltear a ver, nos fuimos caminando abrazados, sin imaginar, que años mas tarde, deberíamos mirar hacia atrás... pero esta vez sin felicidad.

lunes, 18 de mayo de 2009

9 años

A veces la necedad nos conduce a un pseudo suicidio, en el cual, las situaciones pasan delante de nuestros ojos y no podemos verlas. Nos hundimos sin poder ver con claridad el problema, y solo nos afecta el síntoma que ese problema nos produce.
Ella era mi problema, mi síntoma y también la medicina.
En algunos momentos tenerla conmigo era curarme, pero en otros la sanación dependía de alejarla de mí. Tan duales resultaban esos episodios, que hubo momentos en los cuales sentía profunda y convencidamente que el problema era yo.
Si yo no hubiese llegado a su vida, ella hubiese sido feliz. Eso pensaba mientras me ahogaba en las botellas de alcohol o en la depresión que me dejaba dormido durante días completos sin poder despegar un gramo de mi cuerpo del colchón.
Su familia varias veces me recordaba la culpa que pesaba sobre mi, cada vez que la niña decidía matarse, ya sea autoflagelándose o dejando de comer...
Pero también su familia me buscaba cuando ella pedía por mi, cuando su vida dependía de mi abrazo. O simplemente cuando la pequeña llegaba a mi casa buscando un refugio que en ningún otro lugar encontraba.
Yo intenté olvidarla, alejarme o hacerle entender que su vida no estaba junto a mi.
Lo intenté de mil maneras, todas las posibles, pero no pude, ella me buscaba y siempre me encontraba, si no era por lástima era por amor, sino por dolor, por culpa, por deseo.
Su grado de desprotección era tan grande, que varias veces recurrió a mi lástima tan solo para poder dormir conmigo, sin tener sexo, ni siquiera un simple beso.
Y no digo lástima despectivamente, sino que llegaba y me partía el alma con lágrimas, con ruegos, con una victimización extrema, que sin dudas era cierta.
Varias veces llegó a mi casa con los brazos lastimados, por ejemplo.
En esos momentos me preguntaba interiormente: por que??? por que yo? no tiene amigas? no tiene familia? por que yo ???
Ahora, a la distancia, puedo ver que precisamente ella lo hacía para estar conmigo.
Pero en ese momento no me sentía tan importante para ella, y creía que venía a mi porque no tenía donde ir, o quien la cuide, o porque sabía que en mi casa tendría refugio siempre.
Por eso cuando yo estaba en problemas, o pasando por una situación de angustia, ella aparecía como de la nada, siempre, cerca, como si pudiese adivinar mis lágrimas o mis pesares...
Ella me daba lo que ella misma necesitaba.
Su conflicto comenzaba cuando podía notar a simple vista que yo jamás estaba solo, que mi familia y mis amigos no me abandonaban. Mis hermanos y mi madre junto a mi, en las buenas y las malas, mis amigos.
Eso la enfurecía.
Los celos la cegaban y terminaba lléndose malherida, angustiada e ignorada por los demás que sabían nuestra historia.
Nadie la quería. Motivos no les faltaba.
Se sentía juzgada y condenada por ellos, y no soportaba quedarse en un lugar donde nadie la necesitaba.
Su lucha interior constante le indicaba que sobraba, pero ella quería devolverme lo que yo le daba, quería que la vea y la sienta conmigo.
La gran diferencia es que jamás me ofrecí a ayudarla, ella me buscaba y me obligaba cada vez que estaba mal.
Sumaba culpa y culpa a todo lo que ya traía, obligándome a reparar el daño que le había causado, por haberla amado, siendo tan niña.
Yo tenia 23 y ella 16 (porque me había mentido, dado que me enteré mucho después que en realidad tenia 14 años).
Tal vez debí pedirle los documentos identificatorios cuando la conocí. De haber sabido que tenia 14 jamás le hubiese tocado un pelo.
Ya me atormentaban sus 16 años, imagínense cuando supe que tenía 14 quise morirme, pero para entonces ya la amaba, ya habíamos hecho el amor y soñaba con tenerla para siempre conmigo.
Pero todo era difícil, todo se complicaba y jamás fui para su familia, el hombre indicado.
Y para mi familia tampoco ella lo era. Pero eso para mi no tenia importancia.
A veces me pregunto que hubiese pasado de haberla conocido unos años después, si ella hubiese estado sana, o si sus padres me hubiesen aceptado desde el comienzo.
Seguramente nada hubiese sido tan traumático, ni yo hubiese sido acusado en algún momento de pederasta o de abusador insensible.
Todavía recuerdo la sirena policial cuando vinieron a buscarme con la denuncia por abuso deshonesto infantil, el mismo día que me informaron que tenia 14 años.
Todavía recuerdo mis lágrimas en el patrullero, sabiendo que dejaba a mi novia de entonces en medio del dolor por haber perdido a nuestro hijo a causa de sus golpes.
Para esta época mi hijo hubiese cumplido 9 años.
Donde queda mi dolor?
Quizá tendría que buscar en su libro el capítulo donde ella debería contar este enorme sufrimiento que me causó.
Quizá pudiese escribirlo yo mismo en las hojas en blanco del final.

domingo, 10 de mayo de 2009

DESCANSO

Cada vez que me siento a escribir este blog, en el cómodo sillón que poseo en mi computadora, los recuerdos llegan a mi mente, como si reviviera uno a uno cada segundo que viví con ella.
Durante los días que no escribo, ella ni aparece por mi mente, tampoco alguno de sus recuerdos, ni los sentimientos que alguna vez despertó en mi.
Pero cuando actualizo este blog, los recuerdos y los sentimientos vuelven una y otra vez, renaciendo, regresando muertos, para ser enterrados nuevamente tras el punto final del texto.
La muerte muchas veces tiene que ver con la vida.
No me refiero a la muerte física, sino a la muerte espiritual.
Cuando se sufre mucho, se muere en algunos aspectos de la vida, se queda muerto y enterrado para siempre, y jamás se vuelve a sentir lo mismo.
Únicamente sintiéndose así se puede renacer, volver a creer y tener esperanzas.
Uno se transforma en un nuevo fénix, para renacer mil veces y cada vez mas fuerte.
Cuando no se logra llegar a este estado de muerte en vida, es cuando no se puede ver la felicidad aun teniéndola.
Cuando se sigue amando, no se puede amar a nadie mas, ni siquiera a quien se merece el amor, a los padres, a los hijos, a las nuevas parejas.
Todo sigue siendo negro o gris, no hay luz ni hay esperanzas.
Se vuelve sobre los pasos, intentando encontrar a esa niña o ese niño que quedó atrás.
No se puede crecer, no se puede valorar nada, y solo se ve la luz que nos ofrece ese que nos hizo tanto daño.
A ella le pasa algo así conmigo.
Me odia y me ama, me perdona y me condena, llora por mi para luego reírse de mi dolor.
Me niega, me oculta, me mata.
Me reconoce, me exhibe, me intenta revivir.
Respira a través de mi, me sueña, me llama, me busca, me nombra.
Me asfixia, me repudia, me lastima, me maldice, y me calumnia.
Eso es ella.
Pero yo no soy ese, aunque ella no lo entienda.
Ella en mi vida es solo este blog, nada mas.
Que nació un día lleno de odio y de injusticia.
Esto es ella para mi, nada mas.
Aunque los demás crean ver que la amo, que la extraño o que necesito verla.
Aunque sus lágrimas me digan que todavía me necesita.
Aunque cada mañana despierte envuelta en aromas conocidos, en sábanas seguras y besos merecidos, ella sigue queriendo estar conmigo.
No se si alguna vez el tiempo podrá quitar ese sentimiento de su alma.
No se si algún día mi mente dejará este blog para volar a buscarla o para irme lejos suyo.
Mientras tanto descanso.
En su pelo negro.
Y mientras el tiempo me quite,
me duermo en su risa.
Hasta un próximo encuentro.

martes, 5 de mayo de 2009

msn

Living in love dijo:
Hola

Blogdealejo dijo:
Hola

Living in love dijo:
Todo bien?

Blogdealejo dijo:
Si todo bien.

Living in love dijo:
Asi que ahora publicitás libros?

Blogdealejo dijo:
Si lo decís por el libro de tu amiga, te comento que ya quité su foto de mi blog,
Además no se por qué tanto cuestionamiento…

Living in love dijo:
Digo… desde cuándo te interesa tanto ella? Vos mismo me dijiste que
era una loca igual que yo… y ahora que?

Blogdealejo dijo:
Problema mio no te parece?

Living in love dijo:
Además eso de tu blog… ya fue hace rato.. ya no lo lee nadie. Un fracazo.
Estoy segura que ni siquiera lo escribiste vos.
Viste en mi Factbook la cantidad de visitas que tengo? Ni hablar la enorme red que se formó… miles y miles.

Blogdealejo dijo:
Me alegro por vos.

Living in love dijo:
Y eso que no actualizo mi fotolog… se llenaría de firmas casi inmediatamente.

Blogdealejo dijo:
ajá , actualizalo.

Living in love dijo:
Tu vida? Todo bien?

Blogdealejo dijo:
Todo bien.

Living in love dijo:
No te creo… estás muy solo, qué pasa? El blog no te funciona para levantar
Pendejas? O no pudiste olvidarme nunca?

Blogdealejo dijo:
No pude olvidarte nunca.

Living in love dijo:
Ahhhh… no esperaba esa respuesta… vos sabés que yo tampoco nunca pero jamás
Voy a olvidarte… eso lo tenés claro no?

Blogdealejo dijo:
Si lo tengo claro, de hecho no se para que carajo estás hablandome ahora? Que te pasa?
Necesitás ponerme al tanto de tus visitas del Facebook? O necesitás algo? Porque de
Hecho si no te olvido no es precisamente porque te ame… sino porque lo que vos me
Hiciste fue la peor hijaputez de toda mi vida…

Living in love dijo:
Ah! Ya me parecía demasiada ternura de tu parte… que mas tenés para decirme?

Blogdealejo dijo:
Podría decirte mucho mas, pero realmente no me interesa ni siquiera tipear por vos.

Living in love dijo:
Ok, ok, no se por qué estarás enojado esta vez, pero no te parece que ya pasó mucha
Agua bajo el puente como para que me guardes tanto rencor?
Ya lograste lo que quisiste… ya te conocen, ya leyeron tu versión de los hechos…
Igualmente te aclaro que por tu “blogcito” no perdí ventas en cada edición de mi
Libro… al contrario… despertaste mucha curiosidad por leerlo… gracias.. jeje

Blogdealejo dijo:
Jaja sos tan inmadura que pensás que hago esto por enojo… Está bien… vos necesitás de eso, de última te dí una mano… me debés no?
Cómo pensás pagarme?

Living in love dijo:
Como vos quieras.

Blogdealejo dijo:
Bueno, entonces necesito que me pagues buscándote una vida. Puede ser?

Living in love dijo:
Tengo una vida feliz.

Blogde alejo dijo:
Ok, entonces olvidate de mi. Todo bien, todos tranquilos si?

Living in love dijo:
Como si fuera tan fácil…

Blogdealejo dijo:
Es fácil… creeme. Vos tenés valores mas importantes en tu vida ahora.

Living in love dijo:
Si, claro, una sola cosa es mas valiosa, pero el resto… además estoy gorda.

Blogdealejo dijo:
El resto es lo que te buscaste. Lo que vos elegiste.
Tenés todo lo que querías no? Fama, éxito, viajes, adulaciones, belleza,
Dinero, un novio conocido en los medios, un fruto de ese amor… que mas
Querés? Y lo de gorda… antes pesabas menos de 50 y tambien te veias gorda,
Asi que… eso es relativo.

Living in love dijo:
Ahora soy feliz, antes mi vida era una mierda, y entre esa mierda estabas vos.

Blogdealejo dijo:
Bueno, seguí con tu vida feliz, y con ese “resto” tambien. Yo por mi parte
Soy feliz, aunque vos creas que no. Si te interesa seguir con tu delirio de
Pertenencia hacia mi persona, allá vos, mientras tanto yo sigo en la mia.

Living in love dijo:
Solo… esa es la tuya?

Blogdealejo dijo:
Mejor solo que mal acompañado, no es así?

Living in love dijo:
Jajaja me hacés reir.

Blogdealejo dijo:
Bueno, no puedo seguir hablando, tengo que salir. Tratá de no hablarme a esta
Cuenta porque es la que uso con la gente del blog.

Living in love dijo:
Aaah perdón... el sr. Tiene una cuenta exclusiva para sus admiradoras.

Blogdealejo dijo:
No tengo admiradoras, solo gente simpática y buena onda. Yo no me la creo,
Lamentablemente vos no podés decir lo mismo…
Bueno, me voy. Chau. Buena suerte

Living in love dijo:
chau
Una preguntita mas: quién es Alicia?

Blogdealejo cerró sesión.

TERREMOTOS EN EL MUNDO

TERREMOTOS EN EL MUNDO
Reza por ellos, tu podrías ser el próximo.

para vos

Quien yo?

Seguidores